Header AD

6 maratones en 6 meses. Maratón de Vitoria, todo a favor.


En la crónica de la Maratón de Madrid comentaba al final que tenía muy buenas vibraciones respecto a participar en la de Vitoria. Mi vaticinio resultó no solo cierto sino mejor aún. Sin embargo antes de comenzar esta carrera durante la noche anterior y la madrugada estuve bastante preocupado porque comenzaba a llover y el cielo estaba completamente negro augurando agua en abundancia. No era la primera vez que correría una maratón con lluvia pero si lo era corriéndola descalzo. Mi preocupación era acerca del comportamiento de la piel de mis pies con tanta agua durante tanto tiempo. 
Aunque al final no llovió mucho sí lo hizo como para que el suelo permaneciese muy mojado durante dos tercios de la carrera. En ningún caso resultó un problema, más bien lo contrario, la sensación de frescura me resultó muy agradable todo el trayecto.
El ambiente al principio de la carrera era magnífico. Coincidían cinco competiciones (maratón, media, 10 k, patines y 1K para niños).
Al principio me encontré con Dani otro corredor que se estrenaba descalzo en maratón ese día. Habíamos coincidido en la presentación del libro La Aventura de Correr Descalzo dos días antes en Landher y al comentarme que iba a correr la maratón descalzo le propuse que corriésemos juntos. Pero Dani resultó ser un corredor mucho más rápido que yo algo que supuso que por el kilómetro cinco a él y a su compañero Patxi les tuviese que pedir que se fuesen sin mí. Al final vería que había llegado en un tiempo magnífico de 3 horas 22 minutos lo que para ser una primera maratón descalzo era muy buen resultado. Yo tenía que seguir mi carrera y aunque tuve que hacer esa pequeña renuncia mantuve un ritmo cercano a los cinco minutos por kilómetro toda la prueba y así desde los cinco con catorce segundos fui subiendo poco a poco el ritmo menos en las cuestas finales de los últimos kilómetros.
Vitoria era una ciudad volcada con estos acontecimientos y se notaba porque estaba completamente tomada por el deporte y durante el recorrido solo escuché gritos de ánimo y felicitaciones. La amabilidad y el cariño de todas las personas con las que me crucé fue una constante durante todos los kilómetros que duró la prueba. Algunas personas me avisaban cuando veían cristales u otro tipo de obstáculos que me pudieran perjudicar y un corredor se quedó parado avisándome de una zona amplia llena de vidrios rotos. Tantas atenciones me resultaban conmovedoras.
En el último tercio de la carrera ya había dejado de llover y las calles se iban secando poco a poco. No supuso ningún problema porque el firme de las calles de Vitoria está muy cuidado y en la mayor parte del trayecto mis pies no tuvieron que trabajar apenas para adaptarse a ningún tipo de irregularidad.
En el kilómetro 30 me di cuenta de que a diferencia de las tres maratones anteriores en las que había llegado muy castigado a ese punto, me encontraba muy entero de fuerzas. Tuve casi toda la prueba al grupo de 3 horas 45 a la vista. Creía que no podría superarlos ya que mi mejor tiempo en Tarragona había sido de 3 horas 56 y me parecía mucha mejora mantenerme pegado al grupo. Pero mi paso era firme y mi ánimo alentado por el buen ambiente me empujó a seguir avanzando. Si estaba tan bien pasados los treinta kilómetros aquello no podía acabar muy mal. A partir de ese momento no paré de superar corredores hasta el último kilómetro en el que no pude mantener el ritmo sobre todo por las cuestas que habían ido sucediéndose hasta llegar allí.
Estaba en la meta, con gran esfuerzo pero poco sufrimiento. Había hecho mi maratón descalzo más rápida, 3 horas 40 minutos de tiempo real y me sentía genial. Después de las tres maratones previas en las que llegué con tantas contrariedades recuperaba la sensación de fortaleza de las primeras y sobre todo la confianza de que seguir con mi reto era posible.
Al terminar como siempre mi familia esperándome algo sorprendidos por el tiempo pero muy ilusionados por celebrar una nueva fiesta, la que siempre sigue a acabar una maratón.
Fotos de la Maratón de Vitoria 2014



6 maratones en 6 meses. Maratón de Vitoria, todo a favor. 6 maratones en 6 meses. Maratón de Vitoria, todo a favor. Reviewed by Emilio Sáez Soro on mayo 12, 2014 Rating: 5

Post AD