Header AD

Correr descalzo en suelos calientes

La arena de la playa puede ser una sartén para nuestros pies en verano


Llega el verano como un tren a toda velocidad y a los corredores descalzos se nos calientan los caminos al mismo ritmo. Esto en principio puede parecer una gran dificultad, pero es sencillo de resolver, como siempre la clave es adaptarse al cambio. La idea principal es que cuando el suelo esté más caliente, sea este de la naturaleza que sea, lo lógico es que no salgamos a correr, igual que no lo haríamos aunque fuésemos calzados. 

 Los problemas, de todas formas tenemos que resolverlos cuando estamos ya en el lío y hemos pillado que se ha calentado mucho el camino y no tenemos muy claro como resolver el asunto porque se nos están cociendo las plantas de los pies. 

Sí ya estamos muy adaptados a correr descalzos y nuestra capacidad de aguante se va a incrementar de forma notable, pero todo tiene un límite y hasta las plantas más curtidas llegan a sufrir si la temperatura del suelo es excesiva. Antes entrar en materia, insistir que la elección de las horas es clave pero no definitivo. Por la mañana temprano todo va a estar mucho más fresco, por la tarde aunque se esté poniendo el sol el suelo aún conserva gran parte del calor acumulado. 

 Para ello propongo algunas ideas para salir del aprieto. 

 - Los días de mucho calor si sospechamos que nos pueden pillar las horas más calientes y no estamos seguros llevar sandalias de repuesto. Puede que no las usemos, pero más vale prevenir. - Sí vamos por asfalto, están las líneas de pintura que suelen estar mucho más frescas. Este es el truco clásico conocido por todos. 

 - Incrementar la cadencia. Si estamos en una superficie muy caliente cuanto menos tiempo de contacto tengan los pies en el suelo, mejor y subir la cadencia es algo tan efectivo como directo en sus efectos. 

 - Elegir rutas con poco asfalto o que vaya variando el tipo de terrenos. Sí el asfalto está muy caliente es lo peor y aguantaremos un tiempo, si se va combinando con otros tipo de suelos podremos aguantar mucho sin problema. 

- Si estamos corriendo por una superficie muy caliente, aumentar la cadencia pero NO LA VELOCIDAD. Más velocidad es más fricción y esto en caliente es un seguro de ampollas como bandejas de carne a la brasa.

- Aprovechad todos los puntos de agua que podáis encontrar, ríos, acequias, fuentes de beber y ornamentales, para refrescaros los pies. Además de que os protegeréis es una buena forma de tener pequeños orgasmos no sexuales ;-) También podéis llevar una botella de agua que además de para beber os sirva para refrescar vuestros pinreles.

- Es mejor que los circuitos que elijáis tengan vías de escape, o sea caminos alternativos, cercanía a casa, o cualquier subterfugio que en caso de apuro os permitan salir de una situación demasiado candente.

- Y recordad que correr descalzo es sinónimo de buscar sensaciones gratas, el masoquismo no tiene ninguna utilidad.

Así que disfrutad de vuestras carreras de verano y seguimos en ello. Podéis dejar en los comentarios vuestras ideas particulares de como superar las zonas candentes corriendo descalzos.
Correr descalzo en suelos calientes Correr descalzo en suelos calientes Reviewed by Emilio Sáez Soro on junio 21, 2017 Rating: 5

Post AD