Header AD

Corriendo descalzo en la Media Maratón de Cuenca

Entrando en meta con Alfredo


Nunca había corrido en Cuenca y al ver sobre el papel el circuito que sugería ser tan atractivo no me pude resistir a acudir este fin de semana a esta hermosa ciudad.
Sabía que el recorrido no iba a ser al completo por asfalto porque una parte importante del mismo discurría por caminos naturales a orillas del río Jucar.  Así que podía esperar cualquier situación e imaginaba que no iba a ser mi media más rápida, pero me apetecía probar nuevos recorridos y sobre todo si era tan interesantes.

En una mañana por fin fresca, se juntaban unos 800 corredores en lo alto del barrio del castillo a correr la 10K y la media maratón. Se sentía un ambiente muy animado y la mayoría de la gente  la veías muy contenta de estar allí. Desde la salida se divisaba un panorama espectacular de la ciudad y de las hoces del río que la rodean. 

Siempre es agradable encontrar amigos en las carreras


Trotando por allí pude ver a Alfredo, un corredor descalcista de Cuenca que no conocía y otro colega del foro amigos del minimalismo, de Albacete. Después de hacernos las fotos de rigor y de comentar las características de la prueba ya nos dispusimos a situarnos para salir. Como no sabía si podría mantener el ritmo en el terreno rústico me coloqué cerca de los primeros para mantener un buen ritmo de salida y no perder tiempo.

La salida fue explosiva pues entre que estaban los del 10K entremezclados y que era cuesta abajo más parecía una estampida en un encierro que la salida de una carrera. Casi el primer kilómetro fue cuesta abajo y luego después de una subida corta pero empinada, ya vino una bajada ininterrumpida de cuatro kilómetros más. 

Me había colocado muy bien y pensaba que si el terreno rústico no era muy malo a lo mejor tenía alguna oportunidad en mi categoría. Sin embargo mis ensoñaciones se disiparon con rapidez, un camino cubierto de grava gorda y afilada con muchas piedras de la misma naturaleza incrustadas en el suelo me aclaró de forma contundente que ese día la velocidad sería más suave :).

No me preocupó, ahí se iniciaba el camino al lado del río y las vistas eran sencillamente maravillosas, así que haría lo que pudiese y disfrutaría de la carrera. Enseguida comenzaron a pasarme muchos corredores pues mi ritmo decayó mucho. Uno me asustó pues me dijo que llevaba sangre en un pie, pero me miré repetidamente y no vi nada. Es posible que no concibiese que pudiese correr por allí sin hacerme sangre, pero no era el caso.

Al galope entre las hoces del Jucar


Los tres kilómetros y pico de aquel camino se me comenzaron a hacer largos, sobre todo el último en el que ya comenzaba a resentirme en el ritmo de trabajar tanto con las piedras. Las piedras en realidad no son un problema, la grava gorda y filosa, en realidad no son piedras, son un invento diabólico para invitarnos a los descalcistas a desistir de nuestra actividad XD.

El suelo llegó a ser un freno 


Al final de ese tramo me encontré a Alfredo, que más listo que yo se ponía huaraches para evitar la penosa grava. Y nos despedimos de los de la 10K y los de la media retomamos la carretera para reencontrarnos unos ocho kilómetros más adelante. En ese tramo, una vez liberado de las piedras intenté retomar un buen ritmo pues me encontraba bien de fuerzas y adelante mucho, teniendo en cuenta que me volvería tocar a pasar por el mismo tramo pedregoso. 

El final de la carrera tampoco tuvo mucho misterio, mis pies en la segunda pasada pedregosa ya estaban algo sensibilizados de la primera y me costó un poco más. Sin embargo, me sentía a gusto, la gente era simpática, el recorrido muy hermoso y hacía un excelente día para correr. Al final me volví a encontrar con Alfredo y entramos los dos descalzos en meta haciendo el último kilómetro juntos.

En resumen, una carrera magnífica con un recorrido precioso, muy bien organizada, muchos regalos para los corredores y con un muy buen ambiente. Os la recomiendo a todos, incluso a los descalcistas tragapiedras ;).

Satisfechos con los deberes hechos

Corriendo descalzo en la Media Maratón de Cuenca Corriendo descalzo en la Media Maratón de Cuenca Reviewed by Emilio Sáez Soro on noviembre 05, 2017 Rating: 5

Post AD