Header AD

2 de enero. De Segorbe a Navajas y al pantano del Regajo



Me costó mucho tomar la decisión de intentar correr todos los días de este año. He temido que eso me supusiese llegar a aborrecer el hecho de correr en algunos momentos por obligación. Pero finalmente creo que merece la pena como experiencia plena, en un sentido más profundo, el de que correr no es un acto extraordinario sino un gesto natural, lógico y fácil. De esta manera, me planteo el correr como algo que va más allá del ejercicio atlético, sino que conecta con lo que era el espíritu inicial de este blog, “correvivir”, el de vivir moviéndote corriendo como una actitud natural. En realidad como podéis imaginar no ha sido difícil reorientar esa idea porque ya la vengo defendiendo desde hace muchos años. Sin embargo, plantearme correr de una forma tan intensiva era algo nuevo, aunque al final también me doy cuenta de que es algo que quería hacer desde hace mucho tiempo, al igual que en su momento me plantee ir corriendo desde Castellón a La Coruña. Son cosas que deseas, que estás ahí dándole al run run en la cabeza, hasta que un día sale y lo haces.

En realidad correr todos los días no es un reto físico, sino mental, es tener la habilidad de combinar la vida cotidiana, tan exigente en situaciones y circunstancias con el hecho de integrar esa actividad con la misma. El cuerpo no lo sufre, no es un reto físico, es un reto mental y social, poder correr sin conflictos en la vida del día a día, sin que molestes, más bien al revés.

En este segundo día me planteé una ruta estimulante que hacía hace muchos años, ir de Segorbe al Pantano de el Regajo, pasando por Navajas. Una ruta sinuosa de carreteras y caminos por un paisaje hermoso. Sigo en vacaciones de navidad y es más fácil elegir rutas diferentes, aunque viviendo en Segorbe estos días, esa facilidad se multiplica.

Me lo tomé con calma y además el recorrido lo exigía por las muchas cuestas y un firme bastante exigente para ir descalzo. Sin embargo, la dureza del recorrido estaba acompasada con unas preciosas vistas a lo largo de todo el recorrido. Por otro lado la frialdad de la mañana y que no estaba muy ligero contribuyó a ralentizarme bastante. Sin embargo, la experiencia fue estupenda y sigue siendo uno de mis circuitos favoritos.



2 de enero. De Segorbe a Navajas y al pantano del Regajo 2 de enero. De Segorbe a Navajas y al pantano del Regajo Reviewed by Emilio Sáez Soro on enero 02, 2019 Rating: 5

Post AD