Header AD

Saliendo de la jaula. Ideas, retos y objetivos para después de la pandemia




Conectando con el post anterior me planteo mi propio futuro a corto-medio plazo como corredor y en ese sentido tengo que reconocer que la situación actual me ha supuesto un cambio de enfoque. Ese cambio en algún caso viene motivado a la fuerza, por ejemplo por la ausencia de pruebas competitivas durante los próximos meses. Por otro lado, me veo empujado por la necesidad de disfrutar de nuevo de esta actividad después del encierro, con ganas de hacer cosas y explorar nuevas posibilidades.

En principio algunas de las cosas que pretendo hacer son muy concretas y otras son más generales, pero todas orientadas a seguir corriendo más y mejor.
Lo que tengo claro es que a mi edad (el mes que viene paso a nueva categoría de veteranos +55), cada vez es más relevante el correr por salud que por competición. Estos días de encierro noto cómo mi cuerpo está menos vigoroso y menos ágil, a pesar de que hago todos los días tablas de gimnasia y unos cuarenta minutos de bici estática. Y esto sin dejar la lógica del reto y la mejora, sí que lo entiendo en una dimensión más abierta.

Cada vez me interesa más la idea del correr como una forma compleja de desplazarse y no solo la del correr homogéneo en asfalto o en una pista de atletismo. Pisar diferentes terrenos, tener que cambiar la postura, saltar, trepar (sin llegar a la escalada), incluso ir a gatas en algún momento, creo al final es mucho más integrador en lo físico. Esto ya está descrito y practicado en el mundo del paleotraining y disciplinas parecidas que se me escapan. Esto es algo que corriendo por las sendas de montaña casi se cumple de forma completa y también un poco por la playa y otros entornos naturales. Así, lo que me llama ahora es volver a la montaña, trotar por las trochas, subirme a los cerros, a los árboles y en resumen hacer un poco el mono.

Otra faceta que echo de menos y me apetece seguir disfrutando es la del correr como viaje. En este encierro he recordado con cierta nostalgia cuando me fui corriendo de Castellón a La Coruña, días en los que pasé horas y horas explorando nuevos caminos y pueblos por los que nunca había pasado. Por ello si en agosto ya es posible intentaré otro viaje con ciertas similitudes al anterior. Mi idea es hacer el Camino de Santiago corriendo por el camino francés desde Saint Jean Pied de Port, y hacerlo en unos dieciocho días a una media de 42 kilómetros por jornada. Una maratón de disfrute al día para hacer que esos momentos resulten una vez más, inolvidables. Por supuesto, no me planteo correr a un ritmo competitivo, más bien a un ritmo de viaje recreativo, por lo que las horas empleadas en cada jornada pueden ser muchas.

En el horizonte quedarán las competiciones con la promesa de disfrutar de nuevo de las fiestas de los corredores. Muchos de mis proyectos e ilusiones estaban puestas este año ligadas a estos eventos. No los abandono. Tampoco los rediseño aún porque no sé en qué circunstancias volverá todo y volveré yo mismo, ya habrá tiempo. 


Saliendo de la jaula. Ideas, retos y objetivos para después de la pandemia Saliendo de la jaula. Ideas, retos y objetivos para después de la pandemia Reviewed by evocion on abril 24, 2020 Rating: 5

No hay comentarios

Post AD