Header AD

Volta a Peu a Alaquas. La naturalidad de la adaptación.

Los diez miles se convierten para mí en una prueba en la que no hay tiempo para el entretenimiento

Podía haber sido un diez mil más y en cierto modo lo fue. La Volta a Peu a Alaquas, de 10 kms en un prueba popular del calendario primaveral, muy bien organizada, de las que vas para mantenerte en forma y hacer vidilla. Además tenía el buen recuerdo que fue en la media maratón de esta localidad donde conseguí mi primer podium en primera posición en la categoría de veteranos.

Pero lo más relevante de esta carrera para mí ha sido comprobar la progresión de mi adaptación, la de mis pies a condiciones que hace algún tiempo me hubiesen preocupado bastante. Ayer fue una tarde de calor por lo que asfalto estaba caliente y el paso por muchos polígonos industriales hacía que hubiese muchas zonas de superficie bastante castigada. Resumiendo, el escenario más interesante para acabar con los pies muy castigados. Pero eso habría sido en otro tiempo, porque lo mejor de esta historia es que mis límites, como en la pasada media maratón de Benicassim (de la que no hice crónica) estaban en mi escaso entrenamiento y mis pies estaban más allá de ningún problema.

Al final, hice un tiempo discreto, algunos segundos por encima de los cuarenta minutos pero con la sensación de fortaleza de sentirte integrado en circunstancias que en teoría no me hubiesen permitido correr rápido. Ahora ya solo queda entrenar mejor para seguir progresando porque lo de los pies dejó de ser una barrera para convertirse en una ventaja.

Más fotos de la carrera.

Volta a Peu a Alaquas. La naturalidad de la adaptación. Volta a Peu a Alaquas. La naturalidad de la adaptación. Reviewed by Emilio Sáez Soro on abril 24, 2016 Rating: 5

Post AD